El Portal De Sierra Almagrera












 

 

 

BARRANCO DEL JAROSO

Lugar mítico para la minería cuevana donde todo comenzó con el descubrimiento del  Filón Jaroso, causa principal del extraordinario impulso que tomó la minería en esta zona y que se extendió al resto de España.

Se trata de un formidable filón de Galena Argentífera con unas dimensiones jamás vistas en Europa alcanzando en algunos puntos mas de 12m de potencia (grosor), alzando a España como uno de los primeros exportadores de plata y plomo mundiales a mediados del siglo XIX desatando una fiebre de la plata en la comarca, parecida a la del oro en el oeste americano.

Las muchas excavaciones anteriores y los diferentes escoriales que se encuentran en Sierra Almagrera, habían llamado la atención de los aficionados a minería, pero todos sus afanes é investigaciones fueron siempre infructuosas  y sin ningún resultado positivo. En 1838 un labrador de Cuevas del Almanzora, llamado Andrés López, alias el Perdigón, tropezó en el barranco del Jaroso con una pequeña veta de galena, que empezó á explotar paulatinamente por su cuenta, sin mas producto en venta que el pequeño consumo de algunas alfarerías de la zona.

Cuevas  era uno de los pueblos menos civilizados y menos ricos de la provincia de Almería. Sus habitantes dependían exclusivamente de la agricultura, con un clima árido en el verano, no solo por el excesivo calor, sino también por la mala calidad de las aguas y su escasez. En este pue­blo había una familia López (distinta de la del Perdigón), uno de ellos maestro de escuela, fue el amparo en donde vino á refugiarse su hermano Julián López después de las convulsiones políticas de 1808 á 1814. Este Julián López, tuvo noticia del pequeño comercio que hacia el Sr. Perdigón, y como estuviese siempre pensando el modo de no ser una carga en su familia y salir del pobre estado en el  que se hallaba, le ocurrió decir que aquella veta que beneficiaba el Perdigón daba las mayores esperanzas, y que era preciso formar una compañía para utilizar las inmensas riquezas que allí se presentaban, La gente sensata del pueblo no hizo ni caso de D. Julián, pero no faltó una docena de la­briegos que creyeron en sus pronósticos, y organizaron una sociedad á cuyo frente lo pusieron como director facultativo. Alguna señora entró en la sociedad, mas con el objeto de dar una limosna á un desgraciado, que no con el de aumentar su patrimonio. De este modo quedó constituida la empresa de la mina del “Carmen Y Consortes" en el Barranco Del Jaroso, la primera, mas rica y fundadora del gran desarrollo que ha tomado en Cuevas la minería, Sin embargo, los socios estaban muy poco animados, algunos de ellos vendieron su acción por poco dinero, solo D. Julián era el que animaba y excitaba que se continuasen las labores. Estas empezaron á producir mineral ferruginoso, que en realidad no era de valor alguno aunque posteriormente se aprovechó, y fue causa de que se despreciase igualmente el cobre gris, que con él salió mezclado y que no conocían, después se dieron cuenta que contenía una cantidad de plata similar a la galena, obligándoles a remover las escombreras de nuevo para extraerlo. Otros aficionados de aquellos pue­blos organizaron dos compañías, la una, formada de gente de Vera, pidió su registro al mediodía del Carmen, y se tituló la Observación, para manifestar que estaban esperando los resultados de la primera y obrar en consecuencia  la otra, constituida en gran parte por eclesiásticos, se colocó al norte, y se tituló la Esperanza, porque sus socios tenían confianza de que la empresa había de dar buenos resultados. También suelen llamar a la mina del Carmen, la mina de los Soleres, á la Observación, la mina de Orozco, y á la Esperanza, la mina de los curas. A fines de 1839 subió la Inspección de Adra á Sierra Almagrera para dar posesión á varias demarcaciones, entre ellas cinco en el barranco Jaroso, las tres dichas y otras dos cuyas compañías había organizado do D. Julián, pero que había colocado sin conocimiento de causa fuera del filón. Muchas son las vicisitudes que ha tenido este mineral en la opinión del público con respecto, a su valor, los unos decían que casi era plata pura, otros que no la contenía en absoluto, y aun cuando en el día todos están acordes en que es un mineral rico, varían mucho el valor que le asignan. Como quiera que sea, los poseedores de las 30 acciones del Carmen han creado fortunas considerables, puesto que cada acción valía de 40 á 50 mil duros, en 1843, los socios de las tres minas que eran ya hacendados, adquirieron capitales inmensos, construyendo casas y palacios magníficos. Pero en medio de esa prosperidad general de los accionistas, solo el Pobre Andrés López á quien se ha atribuido el descubrimiento de tanta riqueza, se ha quedó poco mas o menos como antes estaba, sin dejar de llamarse tío Perdigón, pues aunque á él y á su compañero Pedro Bravo Pérez, le, ofrecieron media acción á cada uno, libre de gastos o costeada. Como dicen en el país, parece que al tiempo de formalizar la escritura, que se verificó cuando el mineral era ya conocido, solo les dieran un cuarto de acción sin costear, de cuya parte tuvo que deshacerse el Perdigón por valor de unos 900 reales. Pedro Bravo quiso deshacerse también de su parte, pero le convenció un hijo suyo, y esta circunstancia puede decirse que debe la fortuna con que hoy cuenta.

Posteriormente se ha asegurado, y así lo manifiesta el señor Ezquerra en su obra, que en realidad, á quien se debe el descubrimiento del Filón Jaroso es á la constancia y á la afición minera del respetable D. Miguel Soler, Antiguo y rico propietario de la mina Virgen Del Carmen que nunca cesó en sus investigaciones ni se asustó por los desengaños que experimentaba, ni por las dificultades que a cada paso encontraba para llevar su empresa adelante. Que él fue quien hizo trabajar al tío Pedigón quien buscó como científico al otro López, quien  excitó á la formación de la primera empresa o compañía minera, y en una palabra quien tenia mas afición y dinero entre todos los que entonces se dedicaban á minas en este país, la suerte ha fue justa con D. Miguel Soler que ha visto plenamente recompensados sus afanes con la propiedad de varias acciones de las 30 de que consta la sociedad minera Carmen Del Jaroso, siendo esta también propietaria esta de la mina Las Animas, por esta razón suelen llamar a la del Carmen, como hemos dicho antes, la mina de los Soleres.

Así todo iba sobre ruedas hasta que en 1843  apareció agua en la mina las animas a 146m de profundidad poca al principio pero conforme se profundizaba aparecía cada vez mas y a medida que el resto de minas alcanzaban esta cota de profundidad también deban con esta.

Toda la sierra a pesar de su aridez y falta de cualquier tipo de manantial esta situada sobre un manto de aguas dividiendo las minas en una zona seca y otra mojada, aparentemente pueden ser filtraciones del mar, pero estas aguas son de color rojizo anaranjado manan a unos 43ºC y hoy en día se encuentran en la cota negativa entre 25 m y 30 m bajo el nivel del mar y este fue el primer y gran problema de la sierra, obligando a las sociedades mineras a desembolsar alrededor de un 15% de la producción de las minas y así nació el primer desagüe del Jaroso que fue montado en las instalaciones de la mina Constancia, pero esto ya será otro capitulo

     

Visita El Barranco Del Jaroso

 

 

Desagüe Del Jaroso

 

 

 

Prospecccion Del Desagüe Del Jaroso

 

 

 

Situacion De Las Principales Minas Del Barranco Del Jaroso

 

Sobre NosotrosTérminos De Uso ProductosContacto

E_mail De Contacto